Cuando se va acercando Halloween, la cabecita creativa de la Princesa Feroz empieza a llenarse de calabazas, una de las cosas que más le pueden gustar en el mundo! Y dibujándolas, a veces pueden surgir especies desconocidas. Esta es una calabaza-spider, según palabras textuales de la autora. ¡Y nos gusta un montón!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *